Corredor de Propiedades

Nuestro rol como corredor de propiedades es asegurar una negociación en el menor tiempo posible, asegurándonos que el inmueble tenga relación con precio y calidad. El precio de la vivienda es el factor más importante durante el proceso y es allí donde corresponde asesorar al propietario para alcanzar un precio justo al valor de mercado. A ello se suman luego otras tareas como son obtener los papeles de la propiedad en regla (título de propiedad, planos, etc.).

Estudio de Titulo

El Estudio de Títulos tiene como principal finalidad, tener certeza de que el actual propietario de un inmueble se encuentra validado para trasferir el dominio pleno e irrestricto de ese bien, sin que exista causa que pueda dar lugar a despojo de éste, sea porque este se extinguió o porque se encuentra prescrito de derechos de terceros; o porque con anterioridad se cumplieron todos los requisitos legales en las distintas transferencias de dominio hasta acreditarse el derecho de propiedad del actual propietario. Otro objetivo, es verificar que los títulos de un inmueble se encuentren en orden, cuando – entre otros – se cumplan los  siguientes requisitos:

  1. Que quién vende sea poseedor regular del bien y dueño de la propiedad.
  2. Que la propiedad no esté afecta a prohibiciones o restricciones.
  3. Que el vendedor sea dueño pleno del inmueble.
  4. Que el inmueble no registre deudas.
  5. Que el inmueble no esté afecto a eventuales expropiaciones.
  6. Que el comprador pase a ser dueño pleno e irrestricto del inmueble apenas éste sea inscrito a su nombre en el Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces respectivo.

Tasación Comercial

Nuestro equipo contempla cada uno de los aspectos más relevantes  a considerar en una Tasación eficiente de su bien raíz, esto es la situación económica general en que está inmersa la propiedad, los principales factores externo e internos, la urbanización, accesibilidad, desarrollo sectorial, dirección del bien, comuna, ciudad, oferta y demanda, densidad, asimismo, topografía, geografía, inundabilidad, aptitud de suelo, drenaje, superficie, expropiaciones visibles o reales, entre otros. Con ello se clasifica el inmueble y factores, para determinar el cálculo de valor comercial.